VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
No a la invasión Yanki en Irak



 

Tras la jornada mundial del 24 de septiembre
La resistencia iraquí se gana el respeto del mundo

John Catalinotto*

"Algunas personas han esgrimido que si las tropas estadounidenses se marchan podría estallar una guerra civil, o que los iraquíes podrían elegir un régimen religioso o devolver al poder a Sadam Husein. Sea como fuere el nuevo Iraq, es una decisión que sólo los iraquíes pueden tomar y solo lo podrán hacer cuando el Pentágono se marche. Si Washington no puede ayudar a la gente de Nueva Orleáns, evidentemente no puede ayudar a la de Bagdad. El deber del movimiento aquí es unirse a la lucha para hacer imposible la continuación de la ocupación estadounidense y hacer esto en solidaridad con los hermanos y hermanas iraquíes que han detenido al Imperio en su camino.
En los más de dos años desde que comenzó la lucha armada contra la ocupación ilegal de EEUU en su país, la resistencia iraquí ha ganado el respecto del mundo entero. No sólo en el mundo árabe y musulmán sino también en espacios como el Foro Social Mundial en India y Brasil se han aplaudido las referencias a la resistencia iraquí. Portavoces del movimiento antiglobalización, como Arundhati Roy, así como marxistas apelan abiertamente a la solidaridad con el movimiento de resistencia Iraquí.
Es fácil comprender por qué los combatientes iraquíes se han ganado esta solidaridad, y ya es hora de ampliar esta solidaridad desde el movimiento contra la guerra en EEUU. En marzo y abril de 2003, la estrategia de Donald Rumsfeld de "Conmoción y pavor" [1] parecía que había funcionado.
Sobrepasados por la tecnología militar estadounidense con su moderna Blitzkrieg [2] se dio por hecho la destrucción del Estado de Iraq y la rendición del pueblo. Washington entonces gobernaría un dócil Iraq e intimidaría al mundo para seguir los dictados de EEUU.
Debilitando al imperialismo Cualquiera de las naciones amenazantes, a las que Bush incluyó en "El Eje del Mal" podrían esperar la misma "Conmoción y pavor". Irán y Siria eran los siguientes objetivos. Corea del Norte, Cuba y Venezuela estaban en la lista. Zimbawe también se encontraba bajo amenaza. Incluso amenazaron a China con rodearla de bases militares estadounidenses. Era un plan grandioso. Una vez en marcha, significaría la muerte de millones de personas, incluyendo decenas de miles de soldados.
Afortunadamente para el mundo, los iraquíes se negaron a ser un pueblo sometido y nunca permitieron que el plan se llevara a cabo. El sacrificio colectivo del pueblo iraquí ha cambiado el equilibrio de poder en el mundo. Ha debilitado el imperialismo estadounidense, especialmente a sus elementos más agresivos, y ha alentado el desafío a los dictados estadounidenses en todos los continentes.
Ahora el Pentágono tiene problemas en reclutar soldados suficientes para ocupar Iraq, dejando de lado la conquista del mundo [3]. [Sin embargo]la amenaza estadounidense de bombardear Irán o Corea tiene que tomarse en serio todavía, así como las amenazas de asesinar a dirigentes populares como Hugo Chávez en Venezuela. Pero ¿dónde encontrará el Pentágono tropas dispuestas para nuevas invasiones? El mismo enemigo También es lógico que el movimiento contra la guerra, sobre todo los oponentes serios al imperialismo, piensen en la resistencia iraquí como en un importante aliado. Los últimos acontecimiento, incluyendo las luchas de Camp Casey [4] y el huracán Katrina, han demostrado que algunas fuerzas del movimiento contra la guerra también se han acercado a esta postura.
Un sector activo del movimiento contra la guerra consiste ahora en los padres de "Estrellas doradas", [los soldados condecorados póstumamente muertos en Iraq]. Es un triunfo importante en la conciencia política que la madre de un soldado de Baltimore caído, en pleno dolor por su pérdida, pueda hablar públicamente de su comprensión de por qué los iraquíes luchar por expulsar al ocupante.
Después llegó el huracán Katrina. El régimen de Bush se puso en evidencia..
Los fondos para reparar los diques fueron desviados para la guerra. De forma criminal desatendieron el rescate de quienes estaban atrapados en el desastre. Millones de personas ahora ven que el gobierno de Washington ni representa ni se ocupa de los sectores más pobres de la clase trabajadora de EEUU, fundamentalmente afro-americanos y otras gentes de color. Es un régimen racista que envía tropas para asesinar a la gente, no para salvarla.
Los golpes de la resistencia iraquí cargan de nuevo contra la ocupación, no contra la población de estadounidense. Por el contrario, debilitando el régimen de Washington fortalecen el movimiento por los derechos de los trabajadores y la igualdad, así como por el fin de la guerra. La población aquí y los iraquíes allí tienen el mismo enemigo: el régimen de Washington.
Washington no tiene derecho a gobernar Iraq Washington mintió para justificar la guerra. Cometió Crímenes de Guerra mientras destruía el Estado iraquí y lo reemplazaba con un régimen de ocupación y un gobierno títere. La legislación internacional reconoce el derecho de una nación ocupada a luchar por su autodeterminación. Quienes defienden la autodeterminación y el derecho a luchar por ella saben qué métodos elegir y las medidas que deben dejarse a las personas que llevan a cabo esa lucha.
La resistencia iraquí está compuesta por distintas organizaciones con distintos programas políticos y objetivos e ideologías; existe la lucha armada, la organización sindical y social, y otras formas de lucha. Puesto que de momento no existe un frente nacional [5], las distintas fuerzas iraquíes que desean el fin de la ocupación estadounidense difieren sobre las tácticas. Por ejemplo, el 15 de septiembre el Congreso Fundacional Nacional Iraquí emitió un comunicado crítico sobre el asesinato de civiles [ocurrido] pocos días antes en Bagdad, cuando 150 personas fueron asesinadas con un coche bomba, pero culpaba de los asesinatos en las agresivas tácticas de EEUU en el norte de Iraq [6].
Algunas personas han esgrimido que si las tropas estadounidenses se marchan podría estallar una guerra civil, o que los iraquíes podrían elegir un régimen religioso o devolver al poder a Sadam Husein. Sea como fuere el nuevo Iraq, es una decisión que sólo los iraquíes pueden tomar y solo lo podrán hacer cuando el Pentágono se marche.
Si Washington no puede ayudar a la gente de Nueva Orleáns, evidentemente no puede ayudar a la de Bagdad. El deber del movimiento aquí es unirse a la lucha para hacer imposible la continuación de la ocupación estadounidense y hacer esto en solidaridad con los hermanos y hermanas iraquíes que han detenido al Imperio en su camino.
Notas de IraqSolidaridad: 1. Nombre oficial de la campaña aérea de bombardeos del Pentágono sobre Bagdad de marzo-abril de 2003.
2. Táctica militar para crear un impacto psicológico de tal forma que el resultado sea la desorganización de las fuerzas enemigas mediante el empleo de la sorpresa, la rapidez y la superioridad material o armamentística.
Esta técnica fue utilizada por los alemanes en 1938 durante la Guerra de España y contra Polonia en 1939.
3. Véase en IraqSolidaridad: Actualización de noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq y enlaces relacionados.
4. De Cindy Shehaan véase en IraqSolidaridad: Cindy Sheehan: ¿Cuál es esa 'Noble Causa'? 5. Sobre el proceso de creación de un Frente de Liberación Nacional e Islámico en Iraq véase en IraqSolidaridad: 'Por un Iraq democrático e independiente': Declaración conjunta del Partido Baaz Árabe Socialista, la Alianza Patriótica Iraquí y la Asociación de Intelectuales contra la Ocupación y enlaces incluidos.
6. Véase en IraqSolidaridad: Declaración de la oficina del imán al-Jalisi sobre los atentados indiscriminados de Bagdad y el ataque a Tal Afar English Texto original English Workers World English International Action Center Iniciativas y campañas Actualización de noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq Cindy Sheehan: ¿Cuál es esa 'Noble Causa'? 'Por un Iraq democrático e independiente': Declaración conjunta del Partido Baaz Árabe Socialista, la Alianza Patriótica Iraquí y la Asociación de Intelectuales contra la Ocupación Declaración de la oficina del imán al-Jalisi sobre los atentados indiscriminados de Bagdad y el ataque a Tal Afar * John Catalinotto es miembro de la organización estadounidense 'International Action Center', fundada y presidida por Ramsey Clark.
fuente: Workers World, 22 de septiembre, 2005 IraqSolidaridad (
www.nodo50.org/iraq), 27 de septiembre, 2005 Traducido para IraqSolidaridad por Paloma Valverde