VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
No a la invasión Yanki en Irak

 

Los campesinos de Irak no podrán usar más sus semillas: Tendrán que pagar patente a Monsanto y Cargill

La invasión introduce el capitalismo salvaje para vender el país

Greg Palast y Jeremy Smith
Proyecto Censurado

En su artículo 'Capitalismo aventura', el periodista estadounidense Greg Palast expuso el contenido de un plan secreto para 'imponer un nuevo régimen de impuestos bajos sobre negocios grandes, y ventas rápidas a operadores extranjeros de los bancos y puentes de Irak y de todas las empresas del Estado'. Este plan de hacer de nuevo la economía, explicó Palast, 'va audazmente donde ningún plan fue antes de la invasión'.

Este programa altamente detallado, que comenzó años antes que aparecieran los tanques, delinea una pequeña imagen de cómo hacer negocios bajo ocupación. Una de las metas es imponer leyes de propiedad intelectual favorables a las multinacionales. Palast llama a esto "el primer plan de asalto militar en la historia añadido a un programa para endurecer las leyes de copyright de la nación elegida como blanco".

También resulta que quienes pudimos haber pensado que todo era por el petróleo estábamos en lo correcto. 'El plan deja claro que si no entramos por el petróleo, ciertamente no nos iremos sin él'.

En una entrevista con Palast, Grover Norquist, el 'capo di capi del ejército de lobbystas de la derecha', queda aún más clara la hechura de los planes cuando éste responde: 'El derecho de negociar, los derechos de propiedad, todas estas cosas no debe ser determinantes para una cierta elección democrática'. No, estas cosas debían ser determinadas por la autoridad provisional de la coalición, el gobierno interino dirigido por EEUU.

Antes de abandonar su cargo, el administrador CPA Paul Bremer, 'el líder de la Autoridad Provisional de la Coalición (Coalition Provisional Authority, CPA) emitió exactamente 100 órdenes que reharían a Irak a imagen del Plan Económico'. Estas órdenes efectivamente cambiaron la ley iraquí.

La agricultura es un buen ejemplo de los negocios que envuelve esta invasión. Los detalles sobre esta parte de la 'refundación del mercado' se ofrecen en un artículo en el web site Grain titulado "Nueva ley de patentes de Irak: una declaración de guerra contra los agricultores".

Semillas privatizadas

La 'orden 81' de las 100 se titula 'Patente, diseño industrial, información sin revelar, circuitos integrados y variedades de plantas'. Según el staff de escritores del Grain, esta orden 'convirtió en ilegal que los campesinos iraquíes reutilicen las semillas cosechadas que corresponden a las nuevas variedades registradas bajo la ley'. Protección de la Variedad de Planta (PVP) es la herramienta usada para definir qué semillas son re-reutilizables y cuáles no lo son. PVP 'es un derecho de propiedad intelectual o una clase de patente para variedades de plantas que otorgan un derecho de monopolio exclusivo a un criador de plantas que demande haber descubierto o haber desarrollado una nueva variedad. La 'protección' PVP no tiene nada que ver con la conservación del ambiente, sino que se refiere a salvaguardar los intereses comerciales de los criadores privados (generalmente, las grandes corporaciones) que demandan haber creado las nuevas plantas".

El ensamblaje "a cola de pato" de esta orden es un plan de 'reeducación de agricultores' para aumentar su producción. Como parte de un proyecto de 107 millones de dólares facilitados por Texas A&M, a los cultivadores iraquíes se les dará equipo y semillas PVP protegidas, nuevas y de alto rendimiento. Jeremy Smith de The Ecologist precisa que 'después de un año, los granjeros verán niveles altísimos de producción. Muchos estarán demasiado dispuestos a abandonar sus viejas costumbres en favor de las nuevas tecnologías. ¡Fuera los métodos tradicionales! Vienen en camino las semillas americanas importadas'.

Entonces, basado en las nuevas leyes de patentes, cualquier ‘cliente’ (o ‘agricultor’, como se les llamaba antaño) que desee sembrar una de estas semillas, ‘pagará una licencia por cada variedad'".

Smith explica que 'bajo este modo de ayudar a Irak desde la base, EEUU precisa de una reingeniería del sistema de cultivo tradicional del país para levantar un negocio agrícola corporativo de estilo estadounidense'. En ese sistema tradicional, '97% de los agricultores iraquíes utilizaron sus propias semillas ahorradas o compraron semillas en los mercados locales'. Continúa Smith: 'Desafortunadamente, esta herencia vital y conocimiento básico ahora se cree perdida, víctima de la campaña actual y de los muchos años de conflicto que la precedieron".

Por supuesto, este proyecto también introducirá los 'nuevos químicos, pesticidas, herbicidas, fungicidas, vendidos todos a los iraquíes por corporaciones como Monsanto, Cargill y Dow'.

Como precisa el staff de escritores del Grain, "desde la última década, muchos países del Sur se han visto obligados a adoptar leyes de patentes de semillas en tratados bilaterales con EEUU. La situación de Irak, sin embargo, es diferente porque 'la adopción de la ley de patentes no fue parte de negociaciones entre países soberanos. Tampoco un cuerpo soberano ap robó estas leyes como reflejo de la voluntad del pueblo iraquí'.

Esencialmente, EEUU ha renegado de sus promesas de dar libertad al pueblo iraquí. Las acciones de EEUU demuestran claramente que la voluntad de la gente iraquí no es relevante. Las 100 órdenes de Paul Bremer confirman ese camino. El Grain argumenta que la 'libertad y la soberanía de Irak seguirán siendo cuestionables para largo, mientras los iraquíes no tengan control sobre lo que siembren, cultiven, cosechen y coman'. Palast dice conmovedoramente: 'el paraíso de mercado libre en Irak no es libre".

Actualización de Greg Palast: En febrero de 2003, el portavoz Ari Fleisher de la Casa Blanca anunció los preparativos para la 'Operación Liberación Iraquí" (cuya sigla en inglés es OIL, que significa petróleo).

No puedo dar vuelta estas cosas

No soy una de esas gentes que creen que George Bush nos condujo a Irak por el petróleo pero, por los documentos que he obtenido, está claro y seguro como el infierno que no nos iremos sin él.

En el programa de televisión Newsnight, de la BBC, que me ha concedido asilo periodístico del enojo comercial enloquecido del mercado estadounidense de las noticias, utilizamos el anuncio de Fleisher de la operación OIL (corregida después como OIF, Operation Iraqi Freedom, Operación Libertad Iraquí). Más importante fue que hicimos una serie de historias -algunas también desarrolladas para Harper’s Magazine en EEUU- sobre los planes de pre-invasión para rebanar y vender los activos de Irak, 'especialmente el petróleo', en los términos de un documento secreto del departamento de Estado.

Después de que consiguiéramos tener en nuestras manos el documento confidencial 'Move Irak’s Economy Forward" (Mover la Economía de Irak Adelante) -es decir, vender su petróleo- en la BBC estábamos con el general Jay Garner en el aire. Garner, a quien el presidente designó como virrey del nuevo Irak recién conquistado, confirmó el plan para vender el petróleo de Irak y su oposición, entonces, para realizar tal hecho. El secretario de Defensa Donald Rumsfeld lo echó y calumnió por su disensión. Esta fue una gran noticia, grande en Europa, donde la trabajé, pero en EEUU esta noticia fue enterrada.

Descubrimos después que el plan de vender el petróleo de Irak fue substituido por otro plan confidencial. Este documento de 323 páginas de largo y escrito literalmente por los consultores de la industria del petróleo, fue obtenido por BBC y Harper después de una prolongada guerra legal con el departamento de Estado. Primero descubrimos –¡interesante!– que este plan de la industria para crear una compañía petrolera del estado favorable a la OPEP fue concebido en febrero de 2001. Es decir la invasión estaba en los trabajos, incluyendo las estratagemas para controlar el petróleo de Irak, dentro de la semana de la primera asunción de George Bush y mucho antes del ataque del 11 de septiembre 2001.

El descubrimiento de este plan para el petróleo de Irak recibió, exactamente, cobertura cero de los grandes medios de prensa de EEUU. Solamente Harper’s Magazine le dio juego completo junto con esos sitios de Internet maravillosos (Buzzflash, Guerrilla News, WorkingForChange, CommonDreams, Alternet y más) que testarudamente insisten en presentar noticias no ap robadas por los poderes que sean.

Bendítos todos. Ellos, Proyecto Censurado y Harper’s tienen mis gracias más profundas por traer mis palabras de vuelta a casa.

¿Acaso desear ver televisión no supone ver? La British Broadcasting Corporation (BBC) graciosamente ha mantenido mis informes disponibles como archivos de vídeo de Internet. Vaya a www.GregPalast.com y cliquee sobre los botones del 'Reloj BBC' para ver las historias efectivamente censuradas por los barones de la noticia de EEUU y el coro de periodistas castrati de la administración Bush.

Finalmente, debo dar gracias especiales al investigador especial de nuestro equipo en Irak, Leni von Eckardt, al brillante productor Meirion Jones de BBC, a los avezados editores del Harper’s Magazine, que soportaron amenazas legales por publicar la historia, y a www.TomPaine.com , que siempre ha proporcionado un refugio para los mejores reportajes de investigación que los periódicos estadounidenses no imprimirán.

Fuentes:

Grain, October 2004
Title: "Irak’s New Patent Law: A Declaration of War against Farmers"
Authors: Focus on the Global South and GRAIN

TomPaine.com, October 26, 2004
Title: "Adventure Capitalism"
Author: Greg Palast

The Ecologist, February 4, 2005
Title: "U.S. Seeking to Totally Re-engineer Iraqi Traditional Farming System into a U.S.-style Corporate Agribusiness"
Author: Jeremy Smith

Faculty Evaluator: John Wingard, Ph. D.
Student Researcher: Cary Barrer

(*) El Proyecto Censurado (Project Censored) es un programa de la Universidad Sonoma State, California, que todos los años emite un estudio sobre 25 grandes noticias ocultadas por la gran prensa de EEUU. Estas "25 historias top" sobre grandes temas sustraídos del debate periodístico ofrecen una radiografía actualizada de la sociedad estadounidense, cuyo conocimiento permite comprender mejor los designios del imperio. 

Fuente: lafogata.org