VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
No a la invasión Yanki en Irak

 

"Las fuerzas de ocupación están en un claro estado de derrota, mientras que la iniciativa sobre el terreno es de la resistencia"

Al-Kubaysi presenta ante la Asamblea estatal de la CEOSI la creación del Frente Patriótico Nacionalista e Islámico como el mayor logro de la resistencia

Al-Kubaysi
IraqSolidaridad

Buenas tardes. Es un honor para mí estar aquí entre vosotros y os agradezco de todo corazón vuestro trabajo y solidaridad. Me gustaría hablaros de la situación actual de Iraq y de lo que viví durante el año y medio que he estado encarcelado; después podremos tener un debate abierto sobre lo que me queráis preguntar [1].
Vuestro esfuerzo de solidaridad con la causa iraquí, con la resistencia, es muy valioso porque la solidaridad internacional aterroriza a los ocupantes. Durante los interrogatorios a los que éramos sometidos nos dimos cuenta de que los ocupantes, en este caso quienes nos interrogaban, se ponían nerviosos cuando había actos, comunicados o declaraciones en relación con los presos iraquíes. A pesar de que estuvimos prácticamente aislados (no nos llegaban ni periódicos ni escuchábamos la radio, y mucho menos veíamos la televisión), sabíamos por los interrogadores que fuera de allí había protestas y solidaridad con nosotros porque nos ponían encima de la mesa algunos comunicados o declaraciones de solidaridad y porque nos interrogaban sobre nombres de personas concretas en España, en Italia, en Austria, etc.
La resistencia iraquí desarrolla hoy día una lucha contra la dominación ejercida por la potencia imperialista y salvaje que es EEUU, [y] que tiende a dominar a todos los pueblos del planeta. Somos conscientes de que ahora estamos en la primera trinchera de la lucha contra el imperialismo, y sabemos que estamos librando una batalla en nombre de toda la humanidad y que nuestro combate es el del mundo en su totalidad.
Estamos determinados y resueltos a seguir con nuestra lucha para vencer a EEUU. Si la resistencia iraquí gana esta batalla, será una victoria para toda la humanidad; si EEUU consigue vencer a la resistencia iraquí, será una derrota para toda la humanidad. Pero no tenemos ninguna otra opción que la de vencer.
Quiero recordaros que en Iraq, en cárceles conocidas hay decenas de miles de detenidos [2], mientras que nada sabemos de quienes están en cárceles secretas. Hay centros de detención a los que se prohíbe la entrada al Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional (CICR), como las que encuentran en Naseriya, Tayi, Bagdad, Banush y en varias localidades iraquíes más. Al CICR solo se le permite visitar la cárcel de Abu Ghraib [en Bagdad] y Campo Bucca [en Um Qasr, al sur de Basora]. Las cárceles de al-Bagdadi y Balad son centros de detención donde se ejerce diariamente la tortura física.
Bush ha declarado que no ha habido más que 30.000 víctimas iraquíes [desde el inicio de la ocupación]; a nosotros nos consta que hay más de 313.000, solo entre civiles [3]. La realidad de hoy en Iraq es el resultado de aquello que ha traído la ocupación estadounidense: destrucción de las ciudades, asesinato de seres humanos, detenciones masivas.

La detención

La consideración de Bush de que aquél que no está con nosotros está en contra nuestra es la base que permite la detención sin causa de todos aquellos que nos oponemos a la ocupación. En la madrugada del día 4 de septiembre [de 2004] yo estaba en mi casa en Bagdad, desarmado, cuando 12 carros de combate, siete vehículos acorazados, tres helicópteros y tres coches repletos de agentes estadounidenses de paisano asaltaron mi hogar. La democracia estadounidense movilizó todas estas armas para enfrentarse a una pluma, a la mía: yo no soy más que un escritor, el redactor en jefe de un periódico con una línea claramente contra la ocupación [4]. El asalto fue acompañado de la rotura de las puertas y de los cristales. Me detuvieron, me ataron las manos, me vendaron los ojos y me metieron en un helicóptero, que me trasladó a una cárcel secreta. Después de una hora llegamos a un centro de detención clandestino del que hasta hoy no sabemos dónde se encuentra. Los iraquíes allí recluidos lo denominan "La cárcel de las tumbas negras", debido a que los detenidos son introducidos en unas cajas negras de 70 centímetros de ancho, 170 de longitud y 170 de altura. En esta cárcel el detenido siempre está con las manos y los pies atados y los ojos vendados. El único momento en el que le quitan la venda de los ojos es cuando entra en los aseos, si bien incluso en tal circunstancia es acompañado de dos soldados estadounidenses armados.
Los interrogatorios duraban entre 20 y 22 horas al día. Todos los detenidos estaban sometidos a ese tipo de interrogatorio, yo incluido. Nos interrogaban cuatro grupos distintos, cada uno de ellos durante unas cuatro horas. Entre una y otra sesión de cada grupo, durante media hora, nos devolvían a nuestra caja negra hasta que venía otro grupo para continuar con los interrogatorios. Pasábamos así días y noches sin dormir nada en absoluto. Entre las agencias [de inteligencia] que nos interrogaban estaba la CIA, el FBI, la Inteligencia Militar y otro servicio secreto vinculado al Pentágono o al Ejército [estadounidense].
La alimentación consistía en una bolsita de comida, una sola vez al día, acompañada de una botella de agua caliente (hay que tener en cuenta que septiembre en Iraq es un mes de mucho calor). Comíamos con las manos atadas y sólo podíamos comer durante los diez minutos en los que nos ataban las manos por delante en lugar de a la espalda. Sufríamos mucho por la falta de agua y el acto de comer era un calvario, porque además de estar con las manos atadas, al estar también con los ojos vendados no sabíamos ni siquiera lo que comíamos. A veces nos daban de comer algo como una galleta o similar.

Traslado a Campo Cropper

Después de diez u once días me trasladaron al centro de detención conocido como Campo Cropper, que está en el Aeropuerto [Internacional] de Bagdad. No sé exactamente si fueron diez u once días porque en aquella primera cárcel no nos resultaba fácil saber si era de día o de noche, con lo cual no podíamos contar ni siquiera los días.
En el centro de detención de Campo Cropper me metieron en una especie de zulo de dos metros y medio por tres, donde estuve con la luz encendida en todo momento. Disponía de dos botellas de agua, un barreño para lavarme y de una toalla. Para mí aquello era como estar en un hotel de cinco estrellas en comparación con la cárcel anterior. En realidad yo estaba en una caja de madera que estaba colocada dentro del zulo y desde ese zulo había un corredor que llegaba hasta un aseo. Así, durante cinco meses y siete días lo único que anduve fue ese camino hasta el aseo. En todo ese tiempo no pude ver el sol: mi mundo era aquel zulo y aquel aseo.
Pese a ello, las virtudes de esa cárcel eran varias: en lugar de la veintena de horas de interrogatorios únicamente teníamos ocho. A partir del 9 de febrero me trasladaron a un sector [de la cárcel] en el que había otros detenidos [5]. En aquel sector de la cárcel se permitía que siete detenidos fueran juntos a los aseos. Cada noche teníamos una hora para salir al patio y estar juntos, un logro enorme en comparación con la situación de aislamiento en la que nos encontrábamos hasta entonces.
Pero la comida era igualmente escasa. Sin exagerar en absoluto, nos daban entre una y dos cucharadas de arroz hervido acompañadas de una tercera parte de [mazorca de] maíz y un alita de pollo. En eso consistía la comida o la cena. Cada tres días nos traían un trocito de pan del tamaño de una cajetilla de tabaco: era una manera de recordarnos que había pan, que se podía comer pan en Iraq. Realmente yo no como mucho, pero para otras personas aquello era claramente insuficiente pues eran raciones con las que no se podía alimentar ni a un pájaro.
Diez días antes de ponernos en libertad, el 8 de diciembre [de 2005], hubo un cambio repentino. Nos llevaron comida suficiente: medio pollo, arroz suficiente, ensaladas ­que no las habíamos comido nunca durante toda nuestra estancia en la cárcel-, es decir, prácticamente no nos faltó de nada.
Los interrogatorios giraron en torno a la resistencia. Nos ofrecieron que colaborásemos con ellos a cambio de puestos, de dinero, etc. Entre las anécdotas que ocurrieron en esa cárcel, os contaré que una vez el jefe de los interrogadores me dijo que EEUU era una potencia, una gran potencia civilizada, con un nivel de tecnología muy superior al resto [del mundo]. Le pregunté si conocía la calle al-Rachid en Bagdad. Me contestó que sí y yo le conté que allí hay una pastelería que tiene 310 años, es decir, que es más antigua que su país. Lo cierto es que los estadounidenses están atemorizados, viven con pánico en Iraq. Podíamos ver que estaban desesperados y nos lo decían claramente: "Estamos en un impasse y queremos que nos ayuden a salir de este túnel".
Por nuestra parte, nosotros, los iraquíes, queremos que los ocupantes salgan derrotados de Iraq: han destruido nuestra industria, han quemado nuestros museos, nuestras bibliotecas. Ahora está bien que sigan en Iraq solo para que podamos hacerles el mayor daño posible: queremos que salgan derrotados, y vamos a seguir combatiéndoles en Iraq, en Arabia Saudí, en Jordania y en toda la zona hasta su derrota final.

La resistencia iraquí y el FPNI

El mayor logro que ha tenido al resistencia iraquí ha sido la formación de un frente común, el denominado Frente Patriótico Nacionalista e Islámico (FPNI), creado el día 2 de octubre de 2005 [6]. La creación del FPNI ha sido un paso de gigantes en el camino hacia la victoria iraquí y, consiguientemente, hacia la derrota final de los ocupantes. El FPNI se constituye como ­y va a ser-la única fuerza legítima que represente al pueblo iraquí. El Frente ha permitido la coordinación entre todas las facciones de la resistencia e impedirá todos los intentos de sembrar la discordia y la descoordinación entre las facciones de la resistencia. Su programa estipula que no va a haber ningún tipo de negociación con los ocupantes. Desde mi punto de vista, lo único que hay que hacer es derrotarles y destruirles. Todo lo que habéis escuchado sobre posibles negociaciones es incierto. No va a haber ninguna negociación. Lo que habéis escuchado sobre posibles contactos ya realizados es falso. Los contactos los intentan realizar algunos de los gobiernos árabes, algunos organismos internacionales y algunas personalidades iraquíes [7].
La resistencia iraquí efectúa más de 150 ataques militares al día contra las fuerzas de ocupación y las fuerzas colaboracionistas ligadas a ellas. Los estadounidenses mentían cuando cifraban los ataques de la resistencia entre 35 y 50 ataques diarios. El general [estadounidense] Kefee ha reconocido hace cinco o seis días que en 2005 hubo 34.150 ataques de la resistencia, es decir, una media de 100 ataques al día, lo que supone un 30% de incremento en comparación con el año anterior [8]. Ciertamente, la resistencia ha llegado a un nivel muy avanzado de organización: dispone de servicios de inteligencia muy eficaces, desarrolla una actividad armada altamente cualitativa, ha conseguido un nivel muy alto de actuación con los artefactos explosivos por control remoto [9] y ha llegado a fabricar granadas de mayor impacto y potencia que las famosas [de carga hueca llamadas] RPG.
Todos quienes están vinculados a la realidad iraquí o conocen el tema saben que la resistencia está logrando cada vez mayor apoyo y tener cada vez más combatientes en sus filas, mientras que el Ejército estadounidense ni siquiera puede sustituir a los soldados que finalizan su servicio en Iraq, teniendo que llegar a prorrogar la estancia de algunos de ellos por no disponer de suficientes efectivos [10]. El Ejército de EEUU en Iraq es una fuerza desmoralizada.
Mienten y manipulan además en relación a las cifras de los efectivos de EEUU [desplegados en nuestro país]. En alguna ocasión, mandos estadounidenses han afirmado haber retirado 7.000 soldados; luego 22.000. En realidad, estos 22.000 efectivos retirados últimamente son los desplegados en Iraq con motivo de las elecciones del día 5 de octubre, a fin de apoyar al Ejército iraquí. Lo cierto es que si en 2004 [los militares estadounidenses] reconocieron que había 138.000 efectivos estadounidenses en Iraq (además de 9.000 británicos), en 2005 continúan desplegados esos mismos 138.000 efectivos estadounidenses y similar cantidad de británicos, junto a 27.000 miembros de [empresas] de seguridad privada que protegen las empresas estadounidenses y los efectivos iraquíes que apoyan a los ocupantes [11].
Pese a todo ello, la resistencia iraquí sigue ganando terreno. Lo único que han conseguido los ocupantes es que la resistencia iraquí siga en pie, fuerte y adquiriendo más fuerza, mientras que por su parte [las tropas estadounidenses] han conseguido, eso sí, destruir ciudades enteras: Faluya, Hadiza, al-Qaim, etc., etc. Ahora mismo, podemos considerar que las fuerzas de ocupación están en un estado de derrota y que quien toma la iniciativa sobre el terreno es la resistencia iraquí. Es más, consideramos que este año va a ser un año de muy duro castigo a los estadounidenses, un año crucial en su derrota en Iraq, y que vamos a precisar un par de años más para darles el golpe final, para derrotarles definitivamente.
EEUU ahora mismo está pidiendo la intervención de los países árabes y musulmanes a través del envío de sus soldados, sobre todo dirigiéndose para ello a Arabia Saudí y a Egipto: EEUU ya no tiene más efectivos, ya no puede desplegar más tropas sobre el terreno. Para la resistencia, todo soldado que llegue a Iraq, aunque sea árabe o musulmán, será considerado como estadounidense y, por lo tanto, se le tratará como a un enemigo a abatir. Los efectivos árabo-musulmanes serían escudos de protección para el Ejército estadounidense: no vendrían a ayudar o a apoyar al pueblo iraquí.
EEUU vende una estabilidad que no es tal. Nosotros queremos transmitir al mundo que en Iraq no ha ni hay estabilidad ni seguridad: es un escenario de guerra.

Empobrecimiento generalizado

Y qué decir respecto de la situación de los ciudadanos [12]: ¡que los tiempos de la pobreza parece que ya han terminado!: según un informe emitido hace cuatro días por el propio ministerio [iraquí] de Trabajo y Asuntos Sociales, hoy en día hay dos millones de familias en Iraq que viven bajo el umbral de pobreza. Y enfatizo que se trata de dos millones de familias, no de personas. Si tenemos en cuenta que cada familia iraquí está compuesta por una media de cinco miembros, estamos hablando de que hay al menos diez millones de personas que viven con un dólar al día, es decir, el 35% de la población iraquí. (El ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales iraquí maquilla las cifras porque rebaja este porcentaje al 20% de la población.)
Y en relación con los fondos que en su día se dijo que iban servir para la reconstrucción de Iraq, la realidad es que han ido a parar a la creación de fuerzas de seguridad y fuerzas militares iraquíes ligadas a las fuerzas de ocupación. También han servido para financiar las labores del nuevo Ejército iraquí y para la creación de empresas de seguridad que reclutan a mercenarios desde Turquía, Sudáfrica, Ghana y Corea a países de Latinoamérica.
A pesar de que se ha hablado mucho sobre la reconstrucción de Iraq, hoy en día esa reconstrucción consiste en lo siguiente: no hay agua en Bagdad, no hay electricidad (solo hay suministro eléctrico cada diez horas y solo durante una hora) y, en un país que flota sobre petróleo, no hay combustibles [13]. Iraq se ha convertido, además, en un país peligroso en el que no hay seguridad.
[Debate:]
Las elecciones de diciembre y la deriva sectaria
P. ¿Cuál será la situación del actual gobierno iraquí y de las estructuras [de poder] que ahora se están configurando tras la derrota de las tropas ocupantes, y cómo valora la resistencia las elecciones iraquíes recientemente celebradas y sus resultados?
R. Estamos convencidos que el gobierno iraquí se desmoronará una semana antes de la retirada de las tropas estadounidenses. Ahora mismo, todo lo que están construyendo se desmorona casi de inmediato. Crean la policía y se desmorona y vuelven a intentarlo de nuevo. La sociedad iraquí es una sociedad muy compleja y tiene unas lealtades muy peculiares que no van a ayudar al gobierno actual a que construya unas estructuras de Estado estables.
En cuanto a las elecciones [de diciembre] hubo una movilización de carácter confesional. Los grupos [políticos] que han participado en las elecciones no tenían ningún programa político nacional, y justificaban su participación en las elecciones de cara a sus votantes como la forma de recuperar el equilibrio, de crear un cierto equilibro o de hacer un reparto de poder desde ese equilibrio.
Los sunníes se organizaron en el llamado Frente para el Entendimiento Iraquí (FEI) [14], cuyo mensaje para los votantes de confesión sunní era que los estadounidenses les habían asegurado que participando en las elecciones les otorgarían su parcela de poder, es decir, que su participación se iba a concretar en un espacio de poder. Los chiítas, por su parte, decían a sus votantes que la no participación en las elecciones iba a suponer la pérdida de su actual poder y transmitieron el mensaje de que ya ostentaban el poder y debían mantenerlo y conservarlo. Los unos y los otros dieron un mensaje que no iba dirigido contra los estadounidenses, los ocupantes, sino contra la otra comunidad iraquí.
Para conseguir tal objetivo, tanto unos como otros, instrumentalizaron la religión. Los clérigos sunníes emitieron edictos en los que consideraban que la abstención era un acto de rebeldía contra la voluntad de Dios. Por su parte, los líderes chiítas, rescatando viejas creencias suyas [y haciendo un paralelismo con la situación actual], consideraron que la abstención en las elecciones era una forma de rendir pleitesía al ejército de Yaser, quien combatió al ejército de Huseín, uno de los héroes históricos de los chiítas.
Así que muchísima gente terminó votando bajo esa influencia confesional del sectarismo. Los estadounidenses dejaron que los chiítas llenaran las urnas a su antojo, e igualmente dejaron a los sunníes rellenar las urnas con las papeletas que quisieran. Por ejemplo, hubo mucho fraude en la provincia de al-Anbar, habitada mayoritariamente por sunníes [15]. Las urnas se rellenaron de papeletas porque [a los estadounidenses] les interesaba que los nueve escaños que corresponden a esa zona ­dando igual que votaran mil personas que cien mil- fueran a manos de representantes sunníes. Lo mismo ocurrió en las zonas habitadas por iraquíes de confesión chií. El único lugar en el que no se rellenaron las urnas fue en Bagdad. Bagdad es una ciudad en la que habitan chiítas y sunníes, de forma que hubo una especie de control mutuo entre unos y otros. Así, en Bagdad la participación sunní no superó el 20%, dado que no se les iba a permitir rellenar sus urnas, contrariamente a lo que ocurrió en al-Anbar.
Así, respecto a estas elecciones hay que destacar tres cosas. En primer lugar, las elecciones se han celebrado bajo el mandato de la ley electoral que en su día confeccionó el propio [Paul] Bremer [máximo responsable civil de al Autoridad Provisional de la Coalición hasta junio de 2004]. En segundo lugar, de las fuerzas políticas que han participado en las elecciones ninguna de ellas tenía un programa político nacional; todos los programas eran confesionales y étnicos. Por tanto, estas elecciones no han supuesto la participación de ninguna fuerza política nueva. En tercer lugar, aquello que se hizo llamar Frente para el Entendimiento Iraquí estaba formado por fuerzas políticas, principalmente el Partido Islámico, que habían participado desde el primer momento en el Consejo Gubernativo Transitorio [creado en junio de 2003], y por personajes igualmente asociados a los ocupantes, como Adnán Duleimi, quien fuera consejero del propio Talabani y nombrado por Bremer responsable del control económico del Departamento de Bienes Islámicos Sunníes. Es decir, las elecciones no han supuesto la participación de ninguna fuerza política nueva: son las mismas organizaciones y personas que han colaborado desde el primer momento con la ocupación.
La postura de la resistencia con relación a las elecciones y al proceso político es clara: de oposición total. La ocupación estadounidense ha optado desde un primer momento por dos vías paralelas de actuación: la primera consiste en operaciones militares, agresiones y asaltos continuos; la segunda, en estratagemas basadas en un proceso político que no es iraquí sino estadounidense.
El primer principio democrático es que un país que está siendo ocupado no puede vivir en democracia y, por tanto, todas las elecciones que se celebrasen en un territorio sometido a ocupación no pueden ser completamente democráticas. Los estadounidenses han utilizado el tema de las elecciones, el proceso político en sí, como si fuera una hazaña para así cubrir sus crímenes y operaciones de agresión que continúan realizando en Iraq, y prácticamente la totalidad de los candidatos eran personas avaladas por la propia ocupación.
P. ¿Por qué entonces la resistencia no ha impedido la celebración de las elecciones?
R. En primer lugar para evitar que se realizase el objetivo de los estadounidenses, que era empujar a la resistencia a enfrentarse a los ciudadanos de a pie y, sobre todo, a algunos representantes tribales. Pero tenía en mente que, justo después de las elecciones, sabiendo que éstas no iban a cambiar nada de la actual realidad iraquí, los propios ciudadanos sacarían sus propias conclusiones en cuanto constatasen que las elecciones no habían modificado ni un ápice la realidad cotidiana.
Los estadounidenses ya no tienen ahora nada que ofrecer [al pueblo iraquí]; ya han ofrecido todo lo que podían ofrecer. No les queda nada. Los ciudadanos, los iraquíes, saben que los que están hoy día en el poder no son más que ladrones que se están repartiendo entre sí parcelas de poder. En todo caso, la consideración final es que este proceso político no ha afectado al aumento de la resistencia ni de la actividad armada. Es más, la conclusión es que la resistencia ha crecido tanto después del referéndum sobre la constitución [del 15 de agosto] como después de las últimas elecciones de diciembre.
Las elecciones, finalmente, se han convertido en un chiste que circula entre los iraquíes. He aquí lo que se dice por la calle:
"Bush anunció que los resultados electorales se conocerían cuatro minutos después del cierre de los colegios. Por su parte, Chirac dijo que Francia no disponía de la tecnología estadounidense y que por tanto no podría ofrecer avances electorales hasta cuatro horas después del cierre de los colegios. Sin embargo, el embajador estadounidense en Iraq, nuestro presidente, Zalmay Jalilzad, afirmó que en Iraq los resultados iban a hacerse públicos cuatro días antes del cierre de los colegios." [16]
Unificación militar de la resistencia
P. ¿Existe un proceso de unificación de la resistencia desde el punto de vista político?
R. Lo que supone la creación del FPNI es haber dado un paso esencial en la unificación de la resistencia en su vertiente política. Los participantes en ese Frente, en lo respecta al menos a su faceta política declarada (hay algunas fuerzas políticas que no declaran su pertenecía al FPNI) son el Partido Baaz, el Partido Comunista Iraquí-Mando Central (opuesto a la dirección del Comité Central del PCI), la Alianza Patriótica Iraquí, y todas las facciones armadas menos los grupos vinculados a Al Qaeda. A todas estas fuerzas les une políticamente el mismo enfoque.
Respecto a la unificación de la resistencia militar, esta es difícil de conseguir porque cada facción, cada grupo, tiene una o varias ramas militares. Es además difícil de lograr por razones de seguridad.
P. ¿Cuáles son las relaciones del FPNI con el Congreso Fundacional Nacional Iraquí (CFNI)?
R. El CFNI está integrado por un grupo de personalidades patrióticas que no han participado en el proceso político promovido por la ocupación, si bien se trata más bien, antes que de una fuerza política efectiva, de un referente sin peso político ni social. El Congreso no dispone de estructuras estables, ni de afiliados. Sus congresos han trascendido, pero tras ellos han dejado de existir como fuerza política [17].
Consideramos que el CFNI sirve a nuestra causa y que no la daña. El Congreso está integrado por varias personalidades que apuestan por encontrar una solución política a través de la implicación de los países árabes, y no están, por lo tanto, lejos de lo que es el posicionamiento nacional y patriótico. Tiene una función, sobre todo mediática, que nos beneficia y está muy bien que siga existiendo.
El Congreso está formado por una amalgama de personas con diferentes posturas frente a la ocupación. Algunas son claramente anti-ocupación; otras, se caracterizan por su postura ambigua y finalmente otras personas están muy vinculadas a los países del Golfo árabe. E igualmente algunos miembros del Congreso Fundacional Iraquí han terminado participando en las elecciones [de diciembre], mientras que otros se han aproximado más a la residencia. En concreto, [por ejemplo] la Asociación de Ulemas Musulmanes [integrada en el CFNI], está compuesta por imanes de mezquitas de varias corrientes, algunos incluso implicados en la resistencia, otros se posicionan contra la ocupación pero sin participar en la resistencia, mientras que, finalmente, otros están muy vinculados al Partido Islamista, fuerza colaboracionista, y a la propia ocupación.
El peligro de la fragmentación de Iraq
P. Tras la aprobación de la Constitución iraquí, ¿existe un peligro real de división del país?
R. Quisiera recordaros aquí que en su día Bremer, además de proceder a la destrucción del Ejército iraquí y de las fuerzas de seguridad, creó un Consejo Gubernativo [Transitorio] formado por 25 personas, de las cuales 18 no eran árabes en un país en el que el 81% de la población es árabe. Pero las siete que sí eran árabes habían pasado una media de entre 30 y 40 años viviendo fuera de Iraq. Además, 19 de los 25 miembros designados que componían el Consejo Gubernativo no tenían nacionalidad iraquí. Se trataba, por lo tanto, ¡de un auténtico gobierno multinacional!
Sí es cierto que entre los objetivos de la ocupación estaba el debilitar o acabar con la identidad de Iraq. De hecho ahora mismo la coalición que ha ganado las elecciones ha hecho un llamamiento a la creación de una federación en el centro y otra en el sur del país, a imagen de la federación del Kurdistán ya existente en el norte. Durante las elecciones, una persona como Adnán Duleimi justificaba su participación en las mismas con el objetivo de modificar la Constitución y de eliminar la parte de la misma que recoge el federalismo como organización territorial del país. Pero está claro que una acción así no se va a llevar a cabo.
Pero lo peor es que además de la fragmentación del territorio, de la geografía iraquí, el proyecto que se ha propuesto para Iraq busca la fragmentación también de la propia sociedad iraquí. Nosotros consideramos que la expulsión de la ocupación conllevaría la abolición de las consecuencias que ha generado la propia ocupación, desde el gobierno actual a sus instituciones y a sus figuras. Nos corresponde a nosotros, como patriotas, destapar el juego confesional que está viviendo el país. Nos corresponde a nosotros luchar por un futuro de progreso. La retirada de los ocupantes traería consigo la expulsión de toda la basura que han traído consigo, gente como al-Hakim [18].
P. Las elecciones han consolidado la hegemonía en las nuevas instancias iraquíes del bloque político confesional chií, muy vinculado a Irán: ¿va a suponer este hecho un perjuicio para EEUU en el interior de Iraq y en la zona en su conjunto?
R. En el libro que ha publicado recientemente, Paul Bremer afirma que aquellas figuras que entraron en su día en el Consejo Gubernativo no eran en absoluto conocidas en el interior de Iraq y que carecían de todo apoyo interno -yo me pregunto si no fue el propio Bremer quien los trajo a Iraq. EEUU lo que quiere es controlar toda la zona. Después de controlar a los partidos chiíes y kurdos pretende hacer lo mismo con los sunníes. Las personas vinculadas a la ocupación, los políticos kurdos y los chiíes que llegaron a formar parte de [los sucesivos] gobiernos transitorios estaban instalados predominantemente en Irán, e Irán tiene un papel destructivo respecto a Iraq: se han infiltrado en el campo económico y en los restantes, han entrado centenares de miles de iraníes en el país (como ejemplo, la cuota que les corresponde a los iraquíes para la peregrinación a Meca es de 27.000 personas, de los cuales 7.000 corresponden a iraníes que han entrado en la zona por [la documentación facilitada por] el ministerio del Interior iraquí, e incluso sus servicios secretos están implicados en el asesinato de muchos iraquíes.
Irán está dominando Iraq, pero todo lo que hace lo hace en coordinación con EEUU, quien le facilita su actuación en nuestro país porque son ellos, a través de las milicias y de la policía, formadas mayoritariamente por iraníes que ni siquiera hablan árabe, quienes están golpeando a la resistencia [19]. Y EEUU no solo lo permite, sino que lo promueve. Irán, aunque durante el día habla de Satán [EEUU], por la noche se acuesta con el mismo Satán.
P.¿No considera usted que Talabani, líder de la Unión Patriótica del Kurdistán u actual presidente de Iraq, ha traicionado a su propio pueblo [kurdo] al haber aceptado participar en el gobierno iraquí asociado a los ocupantes, deslegitimando todas sus aspiraciones?
R. Talabani no solo ha traicionado al pueblo kurdo, sino que se ha traicionado a sí mismo y desmentido todas sus declaraciones anteriores a 1.990, fecha de la primera Guerra del Golfo. El problema del Kurdistán [iraquí] hoy en día es que carece de partidos democráticos y nacionalistas kurdos: lo único que existen son las formaciones de Barzani [el Partido Democrático del Kurdistán] y de Talabani.
Sabéis que los kurdos son también musulmanes y por esa falta de democracia -o de nacionalismo- lo que se está viviendo ahora el Kurdistán es igualmente una expansión del extremismo islamista en toda la región. De hecho, muchas de las organizaciones asociadas a al-Zarkaui, o vinculadas a éste, están integradas por kurdos de origen [20], grupos que si inicialmente combaten la ocupación van a ser extremadamente dañinos para el Kurdistán y para el conjunto de Iraq [21].
P. Siria está recibiendo continúas presiones de EEUU por su supuesto apoyo a la resistencia iraquí: ¿qué de cierto hay en ello?
R. Todo lo que se hable sobre el apoyo de Siria a la resistencia iraquí entra a formar parte de la propia agenda estadounidense de presión sobre el gobierno sirio. La resistencia iraquí no recibe el apoyo de ningún país, ni una sola bala; es más, incluso consideramos que los enemigos de la resistencia iraquí son esencialmente los gobiernos árabes y musulmanes.
Las armas y los misiles utilizados por la resistencia son robados al propio ejército iraquí o al estadounidense, o provienen de arsenales ocultos que en su día fueron escondidos por militares iraquíes.
El Partido Baaz y la resistencia iraquí
P. Como nos ha indicado, el Partido Baaz está integrado en el FPNI. Por otra parte, se afirma interesadamente que la resistencia esta formada principalmente -cuando no por islamistas- por baazistas y ex militares del disuelto Ejército iraquí. ¿Podría comentarnos cuáles son los compromisos del Partido Baaz respecto al futuro de un Iraq liberado? ¿Hay alguna pretensión por su parte de retorno del régimen anterior o un compromiso de reconstrucción democrática del país? Finalmente, hemos oído que existe una previsión de conferencia del Partido Baaz en la que se evaluaría la etapa previa a la invasión y quisiera saber si en ella van a participar también personas que, como usted mismo, son disidentes históricos pero se reivindican de la corriente ideológica baazista.
R. Las figuras del Baaz que formaban el régimen han salido en su mayoría con dinero robado y se han instalado en Damasco [Siria] o en Jordania -países por cierto que no tienen inconveniente alguno en dar la bienvenida a todo aquel que tenga dinero. Salvo [el ex vicepresidente iraquí] Izat Ibrahim -a quien se le reconoce por permanecer en Iraq y haber sido clave en la coordinación de la fuerzas islamistas y nacionalistas-, de los miembros del Partido [Baaz] que participan en la resistencia muy pocos de ellos eran dirigentes anteriores. La mayoría de los que hoy en día participan en la resistencia y llevan sus riendas son baazistas de base, que no ostentaban tan siquiera cargos intermedios en la estructura del Partido Baaz.
Después de estas consideraciones, sí tengo que decir que en los debates que antes adelanté sobre la construcción del FNPI [22] se ha defendido el pluralismo político y la participación de todas las corrientes. Incluso se ha debatido sobre los atropellos del régimen anterior, pero consideramos que no es el momento adecuado para debatir de forma crítica todo lo que ocurrió antes [de la invasión] por cuanto ello favorecería al actual gobierno [iraquí]. Es por ello por lo que no se ha abierto ese debate de forma completa. Tras el inicio de la ocupación y de la dinámica resistente, Iraq ha dejado de ser lo que era antes. Prácticamente todo ha cambiado en la vida de los iraquíes. Así que hablar del retorno del anterior régimen es sencillamente imposible. Nuestra valoración es que las cosa no van a volver a ser como eran antes. Sin embargo, el momento actual no nos permite entrar en determinadas consideraciones.
Las facciones militares, especialmente las derivadas del Ejército iraquí, si odian a alguien es, precisamente, a los anteriores altos cargos [militares], que eran unos incompetentes. De hecho, muchos generales del anterior Ejército eran en realidad civiles que habían conseguido sus galones por otros méritos. Quienes entregaron sus unidades militares y sus batallones a los estadounidenses y les permitieron entrar en Bagdad sin combatir están siendo hoy en día objetivo de la resistencia: si la resistencia les alcanzase, acabaría con ellos. Generales y altos responsables militares están, de hecho, recibiendo actualmente la protección de los propios estadounidenses.
El Partido Baaz ha realizado un llamamiento a todos sus afiliados, especialmente a los altos responsables que salieron del país después de la ocupación y que se encuentran instalados en Amán, Damasco, Sanaa..., para que regresen a Iraq. No entienden cómo no han vuelto para asumir sus responsabilidades, de forma que el Partido ha tomado la decisión del expulsarles del Baaz por no haber regresado a Iraq.
Respecto a la conferencia del Baaz de la que se está hablando, yo creo sinceramente que no se va a celebrar dado que corresponde a algunos dirigentes del exterior tomar tal iniciativa.
P. Ha habido alguna iniciativa de propuesta de paz con los ocupantes desde posiciones nacionalistas árabes o iraquíes, en concreto, la promovida por Jair al-Din Hasib [23]. ¿Cuál es su valoración de este tipo de iniciativas?, ¿Responden a una estrategia de la resistencia?
R. No. Jair al-Din Hasib es ciertamente una personalidad muy respetada, con una clara postura contra la ocupación, un pensador, una personalidad académica muy conocida en el Mundo Árabe, pero que también lleva viviendo entre Beirut y El Cario desde hace 38 años, lo que le ha llevado a recibir influencias de algunas esferas intelectuales árabes muy ligadas a determinados gobiernos árabes. No tiene ninguna vinculación con la resistencia.
Lo que persigue la resistencia es la derrota de los ocupantes y su expulsión definitiva, y Jair al-Din Hasib no está en condiciones de hablar en su nombre. Su iniciativa sintoniza con el planteamiento que la oficialidad árabe está teniendo respecto a Iraq. En su iniciativa ciertamente hay algunos párrafos con un contenido aceptable, pero hay igualmente un párrafo que yo considero el más peligroso de todos: el relativo al envío de fuerzas árabes a Iraq. De hecho, [su iniciativa] se ha presentado en un momento en el que la Liga Árabe ha empezado a mover piezas para su implicación en el conflicto [24].
P. ¿Qué apoyos desea y espera la resistencia de nosotros y nosotras?
R. Actualmente en Iraq hay unas 164 ONG extranjeras de origen fundamentalmente británico estadounidense y holandés. Una de ellas, por ejemplo, se hace llamar Organización del Amor. En un país en el que falta el pan, falta el trabajo, falta la democracia, falta la libertad, falta el agua, falta electricidad..., ¡nos vienen con estas tonterías! También hay otra organización que se denomina Jóvenes de todas las Religiones. Existen, por otra parte, hasta 27 organizaciones de mujeres que entre todas suman apenas un total de 500 afiliadas y que ofrecen sus servicios al Ejército estadounidense, cuando en Iraq hay mujeres detenidas, agredidas, cuando hay miles de mujeres que tienen a su cargo a toda su familia después de haber perdido a sus maridos, hermanos, etc.
El apoyo que requerimos de los activistas es político, además de un apoyo que fundamentalmente nos ayude a destapar los crímenes de guerra que vive Iraq. Sabemos que hay muchísima gente que está en la trinchera de la justicia y de la solidaridad, y sabemos que hay muchísima gente que está dispuesta a brindarnos todo tipo de apoyo, que nosotros agradecemos enormemente. Sin embargo, en términos generales, el apoyo va a estar condicionado por las circunstancias de cada país.
Estoy muy orgulloso de estar aquí entre vosotros y os agradezco enormemente que hayáis venido de tantos lugares y tan distantes. Sois un colectivo del bien, de la justicia y de la humanidad. Muchas gracias".
Traducción del árabe de Houmad El-Kadiri Trascripción de Paloma Valverde para IraqSolidaridad
Notas de IraqSolidaridad:
1. Véase en IraqSolidaridad: Abdelyabar al-Kubaysi, secretario general de la Alianza Patriótica Iraquí, en libertad tras 15 meses de detención por los ocupantes 2. La cifra oficial dada por el Pentágono más recientemente de detenidos reconocidos es de 14.000. 3. Véase en IraqSolidaridad: Nicolas J. S. Davies: Enterrar el informe 'Lancet'... y con él a las víctimas civiles de Iraq. Entre 120.000 y 500.000 iraquíes habrían sido asesinados por las fuerzas de ocupación 4. Nidaa al-Watan, Llamamiento de la patria. 5. Véase en IraqSolidaridad: Entrevista a Abdelyabar al-Kubaysi tras su liberación: "Varios detenidos murieron bajo tortura" 6. Véase en IraqSolidaridad: La resistencia armada se coordina bajo la dirección del Consejo Militar Supremo de los 'Muyahidines'. Creado el Frente Patriótico Nacionalista e Islámico de Iraq. Sobre los documentos preparatorios, puede leerse: Reunión de la Delegación de la CEOSI con el Partido Baaz, la Unión del Pueblo y la Alianza Patriótica Iraquí - Proyecto de creación del Frente de Liberación Nacional 7. Véase en IraqSolidaridad: Carlos Varea: La negociación entre EEUU y la resistencia iraquí 8. Véase en IraqSolidaridad: Carlos Varea: Apenas un 1% de los 34.000 ataques registrados en 2005 en Iraq corresponden a suicidas y coches-bomba. En enero han muerto en combate 42 soldados de EEUU y dos británicos 9. EEUU ha triplicado recientemente (hasta 3.500 millones de dólares) el presupuesto anual de 2006 para combatir este tipo de armas, que en 2005 han causado la muerte a 407 de los 846 militares de EEUU caídos en Iraq. El Pentágono ha creado un oficina especial para afrontar estas bombas, que cuenta con más de 300 especialistas y cuenta con 80 empresas asociadas (The New York Times, 6 de febrero, 2006). Véase en IraqSolidaridad: Carlos Varea: La resistencia perfecciona los IED, la más característica de sus armas 10. Véase en IraqSolidaridad: Robert Burns: El Ejército de EEUU, al límite - Will Dunham: El Ejército estadounidense obliga a 50.000 soldados a prolongar su periodo de servicio 11. Véase el anterior enlace. 12. Véase en IraqSolidaridad: Nicole Colson: Despilfarro, pillaje y miseria: El coste de la guerra para EEUU e Iraq. La malnutrición entre los niños iraquíes se ha duplicado desde el inicio de la ocupación 13. Véase en IraqSolidaridad: Las exportaciones de petróleo iraquí alcanzan su punto más bajo en noviembre de 2005 - Heiko Flottau: El acceso al petróleo iraquí: Objetivo frustrado de la invasión de EEUU a Iraq - Brian Conley y Omar Abdullah: Iraq: Tanto petróleo y tan poco 14. Véase en IraqSolidaridad: 1.000 días de guerra. Elecciones bajo ocupación: Listas sectarias y fractura en el campo anti-ocupación 15. Con capital Ramadi, incluye Faluya y otras ciudades sometidas a fuertes atraques estos meses, entre ellas al-Qaim y Hadiza 16. Sobre el resultado electoral véase en IraqSolidaridad: Loles Oliván: La difícil apuesta de EEUU en Iraq 17. Véase en IraqSolidaridad sobre el CFNI: Documento Final de la Segunda Asamblea del Congreso Fundacional Nacional Iraquí | Declaración del Congreso Fundacional Nacional Iraquí sobre el referéndum constitucional - Comunicado de la Asociación de Ulemas Musulmanes contra las amenazas a Siria | Un sector de la resistencia islamista ofrece negociar con EEUU su participación en el proceso. El Congreso Fundacional Nacional Iraquí anuncia que no participará en las elecciones de diciembre | Un amplio abanico de fuerzas sociales y políticas anuncian el rechazo de las elecciones de enero de 2005 - Declaración del Congreso Fundacional Nacional Iraquí llamado al boicot de las elecciones 18. Líder del Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Iraq. 19. Véase en IraqSolidaridad: Loles Oliván: Irán en Iraq, una amenaza a la hegemonía de EEUU | Mahan Abedin: Badr, Irán y los nuevos cuerpos de seguridad iraquíes | Tom Lasseter: Irán gana influencia y poder en Iraq a través de las milicias - Paul Martin y Maria Cedrell: Militares iraníes al frente de los centros de tortura en Iraq 20. El grupo constitutivo de lo que se llama Al Qaeda en Mesopotamia, la trama asociada a al-Zarqaui, surge originariamente de un grupo de asentamiento kurdo, Ansar al-Islam. Una escisión de éste, no vinculada a Al Qaeda, Ansar al-Sunna, opera básicamente en el Kurdistán iraquí 21. Sobre el enfrentamiento entre la resistencia y la red Al Qaeda en Iraq, véase en IraqSolidaridad: Carlos Varea: Enfrentamientos entre la resistencia y Al Qaeda en Iraq y Carlos Varea: La negociación entre EEUU y la resistencia iraquí 22. Véase la referencia en nota 6 sobre este debate. 23. Fundador y ex secretario general del Congreso Nacional Árabe, y en la actualidad director del Centro de Estudios para la Unidad Árabe, ambas instancias con sede en Beirut, propuesta conocida como Propuesta de Principios para el Diálogo y el Acuerdo. Véase en IraqSolidaridad: Carlos Varea: La negociación entre EEUU y la resistencia iraquí 24. Durante la celebración el mes pasado de la reunión del Foro Económico Mundial de Davos, el secretario general de la Liga Árabe, Amer Musa, afirmó no descartar el envío de tropas árabes a Iraq.
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org).

Fuente: lafogata.org