VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
No a la invasión Yanki en Irak


 

Crece el número de presos en Huelga de hambre en Guantánamo

Agencias

El Departamento de Defensa de EEUU informó de un incremento desde el día de Navidad en el número de prisioneros en la Bahía de Guantánamo que participan en una huelga de hambre, que ya se prolonga cinco meses.

La cifra de detenidos en huelga de hambre llega ahora a 84, luego de que 46 presos de sumaran a la protesta el 25 de diciembre, de acuerdo a la misma fuente.

El teniente coronel Jeremy Martin, portavoz militar, dijo que 46 detenidos de la prisión por supuesto terrorismo internacional en la base naval estadounidense de Guantánamo, Cuba, se unieron a la huelga de hambre el pasado domingo.

El Ejército define al huelguista de hambre a alguien que se ha negado a tomar nueve comidas consecutivas.

Según abogados de los presos, la huelga de hambre comenzó en agosto para exigir un juicio justo. Los detenidos también piden que las condiciones en la prisión se ajusten a la Convención de Ginebra.

Adam Brookes, corresponsal de la BBC en Washington, señala que el Departamento de Defensa se ha negado a informar sobre la condición médica de los presos en huelga de hambre.

En un comunicado, el Pentágono dijo que "provee a los detenidos de nutrición adecuada a través de sondas nasales".

Grupos de derechos humanos han expresado su profunda preocupación por la situación de los detenidos en Guantánamo y exigen saber si se está alimentando en forma forzosa a los prisioneros.

La alimentación forzosa de detenidos es considerada una forma de tortura, según le dijo a la BBC Mark Thompson, secretario general de la Asociación para la Prevención de la Tortura, una organización no gubernamental con sede en Ginebra.

"Es un caso de trato cruel, inhumano y degradante. Lo que las autoridades estadounidenses deben hacer es traer negociadores para dialogar con los prisioneros", agregó Thompson.

Se estima que unas 500 personas se encuentran detenidas en Guantánamo, muchas de ellas capturadas en Afganistán. Algunas han permanecido encarceladas durante cerca de cuatro años sin que se hayan presentado cargos en su contra.

Estados Unidos dice considerar a los presos como "combatientes enemigos", individuos que se enfrentan a sus fuerzas y no pertenecen a un ejército irregular.

El gobierno estadounidense asegura que los "combatientes enemigos" no están protegidos por las Convenciones de Ginebra sobre prisioneros de guerra.

En noviembre, Naciones Unidas rechazó formalmente una invitación de Estados Unidos para visitar la base, por considerar no aceptables las restricciones impuestas por Washington al viaje de los observadores.

Los detenidos comenzaron su huelga a primeros de agosto, después de que el Ejército diera marcha atrás en la promesa de que la prisión cumpliera la Convención de Ginebra, según los abogados que los representan.

Los detenidos están dispuestos a morir para solicitar un tratamiento humano y una audiencia justa sobre si deben permanecer en prisión, dijo los abogados.

Fuente:www.lafogata.org