VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
Fuera Yankis en Irak


 

Nuevo nombre para la "Guerra contra el Terror"

Matthew Davis
BBC News
Traducido del inglés para Tlaxcala y Rebelión por Ulises Juárez Polanco (
www.juarezpolanco.com)

La administración Bush abandonará la frase "Guerra contra el Terror" para articular mejor la lucha contra Al-Qaeda y otros grupos como parte de un enfrentamiento ideológico y de una misión militar.
Aunque el slogan – usado por primera vez por el presidente George W. Bush a causa de los ataques del 11 de septiembre- será escuchado de cuando en cuando, la Casa Blanca dice que gradualmente será reformulado.
En días recientes, personas claves de la administración han hablado públicamente de "una lucha global contra los enemigos de la libertad", y de la necesidad de usar todas "herramientas de la diplomacia" para derrotarlos.
El cambio de término llega en un momento en que el público usamericano es cada vez más pesimista sobre la guerra en Iraq, y más escéptico sobre su vinculación con la guerra contra el terrorismo.
Un oficial de la Casa Blanca dijo a BBC que el cambio no significa un cambio de apreciación, sino que procura dar una perspectiva más amplia de la "naturaleza evolucionante" de la lucha.
"Influencia económica"
El Secretario de Defensa, Ronald Rumsfeld, habló el viernes con el nuevo lenguaje, elogiando a un oficial de la fuerza naval en retiro, quien sirvió mientras "nuestro país permanece en una lucha global contra los enemigos de la libertad, los enemigos de la civilización".
Al día siguiente, el consejero de seguridad nacional, Steven Hadley, co-escribió un texto para el New York Times en el que presenta el pensamiento actual.
"La acción militar es sólo una pieza de la guerra contra el terrorismo", escribió Hadley. "Al mismo tiempo, sin embargo, debemos hacer uso de todas las herramientas de la diplomacia, de la influencia económica y de la empresa privada para soportar esta guerra".
"Las personas alrededor del mundo que aman la libertad deben unirse por todos los medios posibles – comunicación, comercio, educación – para apoyar a los valientes musulmanes que hablan la verdad sobre su gloriosa religión e historia, y la retoman de aquellos que la secuestran para fines malévolos"
El oficial militar de mayor rango en el país dio declaraciones similares el lunes.
El General Richard Myers señaló durante una reunión en el National Press Club: "El problema a largo plazo es tanto diplomático como económico, de hecho más diplomático, más económico y más político que militar. Y ese es el enfoque que debe dársele en el futuro"
Lenguaje agresivo
A inicios de mes, el ex Secretario de Asuntos Exteriores británico, Robin Cook, criticó el lenguaje utilizado por el presidente usamericano, expresando que en vez de aislar a los terroristas, ha provocado y enojado a los musulmanes en todo el globo.
El Sr. Cook – un oponente de la guerra en Iraq- dijo a la BBC: "Creo que el problema con el enfoque de George Bush es que habla de una guerra contra el terror como si existiera una solución militar, y no la hay"
Pero mientras el presidente continúa hablando de "aceptar la lucha contra el enemigo", sus discursos recientes también han enfatizado en la libertad, democracia y en el enfrentamiento mundial de ideas.
Un oficial de la Casa Blanca dijo: "Estamos constantemente revisando cómo podemos proteger a nuestros ciudadanos del terrorismo, y necesitamos ajustar nuestro enfoque para lograr esto. La ‘guerra’ es más que una respuesta militar, es una batalla de ideas y una lucha contra el extremismo, y cada elemento del gobierno de EE.UU. y sus aliados en todo el mundo unirse para combatir. En Afganistán, el régimen Talibán extremista ya no tiene una base de operaciones ni un lugar identificable que requiera una guerra. Ahora hay un gobierno electo democráticamente ahí. Es una situación diferente en Londres, donde hay, digamos, una segunda generación de musulmanes británicos influenciados por las prédicas de un clérigo radical."
Evolución lenta
Mientras tanto, el Teniente General James T. Conway, un comandante militar usamericano de alto rango, indicó durante una reunión del Pentágono que habían "discusiones filosóficas" con los aliados de EE.UU. sobre el uso de la frase.
"Nos han expresado, de hecho, que ‘lucha global contra el terrorismo’ se traduce muy bien en varios lenguajes", agregó. "Así que creo que sigue siendo parte de la discusión".
Un vocero del Pentágono dijo que el título de un nuevo manual para comandantes en combate insinuó una evolución lenta en la re-configuración de la misión, más allá de su aspecto militar.
El Plan Estratégico Militar Nacional para la Guerra contra el Terrorismo, publicado en marzo, manda a los comandantes a enfocarse sobre ocho áreas esenciales de los terroristas. Estas incluyen áreas como apoyo ideológico y financiero, cielos seguros, comunicaciones y movilizaciones.
La frase "guerra contra el terrorismo" fue usada por primera vez con amplitud por la prensa occidental para referirse a los esfuerzos británicos de poner fin a una avalancha de ataques en el Mandato Británico de Palestina, a finales de la década de 1940. Después, fue usada con frecuencia por el presidente usamericano Ronald Reagan en los años ochenta.
Pero desde los ataques del 11 de septiembre se ha convertido en el slogan para la larga lucha guiada por EE.UU. contra los terroristas y los estados que les ayudan, usualmente llamada como "la lucha global contra el terrorismo".
Ulises Juárez Polanco es miembro del colectivo de traductores de Rebelión y asimismo de Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística (www.tlaxcala.es). Esta traducción es copyleft.

Fuente: lafogata.org