VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
No a la invasión Yanki en Irak

 

Siniya, una ciudad convertida en cárcel

El ejército de EEUU levanta muros en torno a numerosas ciudades iraquíes

Dahr Jamail* y Arkan Hamed
Dahr Jamail's Iraq Dispatches
IraqSolidaridad
Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Paloma Valverde González

"Las drásticas medidas han enfurecido a muchos de los 3.000 residentes de la ciudad. 'Creen que con esas medidas pueden detener a la resistencia', afirma a IPS Amer, un trabajador de 43 años, en las inmediaciones de la refinería de Baiyi. 'Sin embargo, los estadounidenses están creando más resistencia haciendo esas cosas. La resistencia no dejará de atacarles hasta que no les echen de nuestro país'. El trabajador informa que no había podido salir de su casa durante varios días y que no podía salir a trabajar o ir a ver a sus familiares fuera de Siniya.
Los habitantes de Siniya, una ciudad a unos 200 kilómetros al norte de Bagdad [1], están enfurecidos por un muro de arena de casi 10 kilómetros de longitud construido por el ejército estadounidense para controlar los ataques de la resistencia [2]. "Nuestra ciudad se ha convertido en un campo de batalla", manifiesta a IPS Fuad Al-Mohandis, un ingeniero de 35 años, en un control militar a las afueras de la ciudad. "Por eso muchas de nuestras casas han sido destruidas y los estadounidenses están colocando minas en las zonas donde creen que pudiera haber combatientes, pese a que la mayoría de las veces son [zonas] cercanas a las casas de civiles inocentes", añade Soldados de la 101 División Aerotransportada [3] han estado sufriendo casi un ataque diario con bombas colocadas en las carreteras. Fuad afirma que los militares estadounidenses han impuesto ahora el toque de queda desde las cinco de la tarde: "Hay tantas explosiones que los niños están aterrorizados".
El ejército estadounidense empezó a utilizar buldózeres el 7 de enero para construir una gran barrera de arena alrededor de la ciudad con la intención de aislar a los combatientes que habían atacado patrullas estadounidenses.
Los oleoductos de la zona que llegan hasta Turquía han sido saboteados regularmente por grupos de la resistencia.
Las drásticas medidas han enfurecido a muchos de los 3.000 residentes de la ciudad. "Creen que con esas medidas pueden detener a la resistencia", afirma a IPS Amer, un trabajador de 43 años, en las inmediaciones de la refinería de Baiyi. "Sin embargo, los estadounidenses están creando más resistencia haciendo esas cosas. La resistencia no dejará de atacarles hasta que no les echen de nuestro país". El trabajador informa que no había podido salir de su casa durante varios días y que no podía salir a trabajar o ir a ver a sus familiares fuera de Siniya 'Operación Verdún' El ejército estadounidense ha denominado Operación Verdún al proyecto de construcción de un enorme muro de arena en recuerdo de una batalla de la Primera Guerra Mundial. Las fuerzas de ocupación creen que la ciudad se ha convertido en el lugar más importante desde donde se lanzan ataques contra sus patrullas, así como de ataques de mortero contra su cercana base de Summerall.
Se han establecido controles militares cerca de la ciudad con fuerzas de seguridad estadounidenses e iraquíes registrando todos los coches en busca de armas y explosivos. "Ya no podemos trabajar, nuestros ingresos dependen de la distribución de la gasolina", dice Abdul Qadr, un conductor de camión, en uno de los controles militares. "Estamos en una situación muy mala. La ciudad ahora está aislada y están colocando barricadas por todos lados para detener a los combatientes. Asaltan nuestras casas a diario en busca de extranjeros, pero no encuentran a ninguno".
Abdul Qadr, que se crió en Siniya, afirma que él y sus vecinos se sienten en un "campo de concentración". Así es como también los habitantes de Faluya y Samarra han descrito sus ciudades después de que las fuerzas estadounidenses construyeran muros similares a su alrededor. En Samarra, el ejército estadounidense ha construido un muro de 18 kilómetros, al mismo tiempo que siguen los controles militares en Faluya al estilo del ejército israelí [4].
Las fuerzas de ocupación han impuesto medidas similares además en otras ciudades como al-Qaim, Hadiza, Ramadi, Balad y Abu Hishma.
Al tiempo que esas medidas de seguridad se han llevado a la práctica durante algún tiempo en varias ciudades, los ataques contra las fuerzas de seguridad sólo han crecido en una proporción de más de 100 al día en los últimos meses.
"Los estadounidenses creen que los combatientes vienen del extranjero", dice Qadr, "pero no es así. ¿No ven que la única solución real es dejar a la gente de un país que gobierne su propio país?".
Notas de IraqSolidaridad: 1. Siniya está situada a 15 kilómetros al oeste de Baiyi, ciudad ésta localizada a 180 kilómetros al norte de la capital y de 60.000 habitantes.
En Baiyi se encuentra la principal refinería de Iraq. Por la zona circula la red de oleoductos hacia la capital y el centro y sur del país, y hacia Turquía. La zona está siendo sometida en enero a una fuerte ofensiva por parte del ejército estadounidense a fin de normalizar la exportación de crudo por el oleoducto Kirkuk-Ceyhan, en Turquía, interrumpido en diciembre (léase en IraqSolidaridad: Las exportaciones de petróleo iraquí alcanzan su punto más bajo en noviembre de 2005 - Heiko Flottau: El acceso al petróleo iraquí: Objetivo frustrado de la invasión de EEUU a Iraq - Brian Conley y Omar Abdullah: Iraq: Tanto petróleo y tan poco y Mike Whitney: Guerra de guerrillas por el petróleo iraquí - Joshua Frank: Crédito del Fondo Monetario Internacional para Iraq) 2. El muro se empezó a construir el 6 de enero y está a punto de ser concluido. Tiene dos metros de altura (Reuters, 10 de enero, 2006).
3. Los paracaidistas controlan las provincias al norte de la de Bagdad; los marines, la de al-Anbar.
4. El muro de Samarra cierra la totalidad de la ciudad y ha provocado su ruina económica y la salida de ella de centenares de familias (Reuters, 10 de enero).

Fuente: lafogata.org