VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
LISTADO DE DOCUMENTOSForo Social Mundial de Porto Alegre - 2002

Cacerolazo en Porto Alegre en solidaridad con Argentina

Emilio J.Corbiure

PORTO ALEGRE, Brasil, 31 enero. Delegados y asistentes al II Foro Social Mundial (FSM) de Porto Alegre contra la globalización realizarán mañana un simbólico cacerolazo en solidaridad con la lucha del pueblo argentino.
El FSM de Porto Alegre, en su segunda edición y con una participación de más de 30 mil personas, es la contraposición al Foro Económico de Davos, que congrega cada año a representantes de las naciones capitalistas desarrolladas.
El temario de las deliberaciones que comenzarán el 1 de febrero incluye formas de la resistencia anticapitalista, los nuevos movimientos sociales contestatarios y el establecimiento de vínculos y formas de coordinación entre las fuerzas populares que buscan un nuevo orden mundial económico y social.
Alcaldes de América Latina y Europa activaron en las últimas horas un movimiento de solidaridad con Argentina, decidieron enviar medicinas para los hospitales y comprometieron además sus esfuerzos para repatriar fortunas de dudosa procedencia a los países afectados.
El alcalde de Ginebra, Manuel Tornare, manifestó su rechazo a la corrupción y anunció que gestionará ante bancos suizos que donde exista dinero producto del robo a naciones del Tercer Mundo "sea devuelto a sus pueblos".
Menciono versiones sobre la presunta existencia en su pais de cuentas bancarias del ex presidente argentino Carlos Menem y del ex gobernador de Sao Paulo Pablo Maluf.
Tornare subrayó que no es posible que los argentinos sean sometidos al hambre por políticos y funcionarios corruptos y por eso -apuntó- "ese dinero tiene que volver al país".
La presidenta de la Federación Mundial de Ciudades y alcaldesa de la provincia italiana de Torino dijo que la ayuda a Argentina en medicamentos se estima en un millón de dólares.
Están presentes hoy en Porto Alegre representantes de organizaciones políticas, sociales y culturales de Argentina, entre quienes figuran los diputados Luis Zamora y Alberto Roselli, de Autodeterminación y Libertad.
Asisten también Jorge Altamira, legislador porteño del Partido Obrero, Nora Sciapone, del Movimiento al Socialismo, e intelectuales como Néstor López Collazo, Ignacio Vázquez y Francisco Sobrino, de la revista marxista "Herramienta".
Zamora, quien participará en dos mesas redondas sobre la situación en América Latina, señaló que "nos interesa hacer una diferenciación entre la resistencia al poder en tanto creación pura potencia, con el contrapoder que debe resguardar y proteger a la creación".
Este contrapoder, según Zamora, tiene que ver más con la gestión. "Es necesario construir una cultura y desde ahí inventemos y desarrollemos nuevas relaciones sociales y políticas, en que la ética a construir tenga que ver con esa estética", añadió.
El diputado Alberto Roselli es un obrero metalúrgico que no solo logró el pasado año una bancada de legislador nacional sino que se impuso como opositor en su fábrica a la lista que responde a un caudillo, con lo cual generó un nuevo hecho sindical en la Unión Obrera Metalúrgica de la capital argentina.
Porto Alegre vive varios días de fiesta y con el "congreso anticapitalista" define una propuesta claramente de contestación al denominado "pensamiento único" y a las políticas que instrumenta Estados Unidos a través del Fondo Monetario Internacional y otros organismos mundiales. (PL)


Ir arriba -Imprimir esta página