VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
LISTADO DE DOCUMENTOSForo Social Mundial de Porto Alegre - 2002

FORO SOCIAL MUNDIAL: REVOLUCIÓN CULTURAL,
FEMINISMO E INDIGENISMO


PORTO ALEGRE (CubDest, Febr. 2002)

Los múltiples recursos exhibidos por las izquierdas en el 2º FSM son reflejo de una estrategia de diversificar los frentes de acción, manteniendo una implacable unidad en la meta de destruir los restos de la civilización cristiana

- El "teatro del oprimido", poderoso instrumento escenográfico de revolución cultural y concientización izquierdista, que comenzó a ser usado en la década del 70 en Rio de Janeiro, fue presentado en el 2º Foro Social Mundial por su creador, el autor teatral brasileño Augusto Boal. Éste efectuó una serie de charlas y demostraciones prácticas, con la colaboración del departamento de teatro del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) , una organización que promueve invasiones de tierras, muchas de ellas violentas, en todo Brasil.
Usando una combinación de técnicas dramatúrgicas y de dinámica de grupos, el "teatro del oprimido" consigue traducir mensajes cargados de contenido político-ideológico a un lenguaje muy simple , pero al mismo tiempo envolvente y con apariencia de espontaneidad. Este método teatral es definido por Boal como "una forma de terapia" colectiva durante la cual "los espectadores discuten con los actores los problemas planteados, aportan ideas y substituyen a los protagonistas en la tentativa de solucionar esos problemas" . El objetivo alegado es conseguir "que las personas entiendan por sí mismas una situación" social o política; y en conjunto, actores y espectadores amalgamados, encuentren soluciones o vías de acción . Boal enfatizó que con este método "dejan de existir los espectadores, porque todos se transforman en actores" . Pero lo que no dijo es que a través de monitores convenientemente adiestrados, que se mezclan entre el público, se manipula las mentalidades, las tendencias y las emociones de los asistentes.
Para ilustrar los efectos "concientizadores" de su método, Boal narró una sesión de "teatro del oprimido" organizada por él en un campamento del MST. Los actores, portando fusiles escenográficos, con el puño izquierdo levantado y lanzando proclamas, invaden una propiedad agrícola en el interior de Brasil. Al llegar la representación a un clímax, uno de los actores exclama: "¡Tenemos que derramar nuestra sangre para liberar nuestra tierra!" . Terminada la pieza teatral, miembros del MST, excitados y sin discernir claramente los límites entre la representación y la realidad, invitan a los actores a una invasión verdadera. Y quedan sorprendidos al saber que los fusiles usados no son reales: "¿Pero entonces Vds. hacen fusiles que no disparan tiros?" , interpelan a los actores .
De hecho, el aporte "concientizador" revolucionario del "teatro del oprimido" fue más decisivo, bajo muchos aspectos, que si hubiera sido de armas de fuego reales, pues creó entre esos miembros del MST el clima temperamental e ideológico indispensable para invasiones rurales que posteriormente efectuaron. Es preciso asistir a esos espectáculos para percibir su capacidad "concientizadora-subversiva", con un peculiar estilo de tirar la piedra y esconder la mano. El "teatro del oprimido" cuenta con variantes como el "teatro invisible", que puede ser representado de improviso en las calles, supermercados, ferias, escuelas, etc., por grupos de actores denominados "comandos teatrales". Actualmente, además de Brasil -donde existen 17 grupos, tres de los cuales, del MST- este sistema es usado por ONGs y entidades "culturales" de izquierda en más de 70 países.

Ir arriba -Imprimir esta página